Lo que debería ser y no es (al menos no siempre)

 

De todos es sabido que debes tener todos los drivers de tu equipo actualizados, puesto que siempre se ha dicho que en cada revisión del controlador se mejoran características y en algunos casos, como en las tarjetas gráficas esto repercute directamente en su rendimiento.

Personalmente y como todos (seguramente) he seguido esta regla, escrupulosamente durante muchos años, pero hoy escribo esta entrada en el blog porque he descubierto algo que pone en tela de juicio esa verdad que se creía casi absoluta. Los que estén al día en las noticias tecnológicas sabrán de que estoy hablando, últimamente se ha comentado que al actualizar los drivers de tarjetas gráficas de chipset Nvidia su rendimiento caía considerablemente, algo que no solo no debería pasar, sino que es totalmente lo contrario a lo que pensábamos hasta ahora.

Como todo en esta vida, nunca hay que tomar por cierto todo lo que se dice, aunque en youtube hay muchos usuarios que han comprobado que realmente esto es así. Desde GiBytec hemos querido comprobar si esto es realmente cierto.

 

 

¿Qué hemos usado para las pruebas?

 

Hemos hecho pruebas con todos los controladores estables disponibles para una tarjeta gráfica Nvidia GeForce 1050Ti de la marca PNY, desde el 2017 hasta el último controlador con fecha de octubre de 2018.

Mi compañero se ha encargado de hacer este tedioso trabajo, no hemos podido comprobarlo con juegos, pero se realizaron pruebas sintéticas que miden los FPS (fotogramas por segundo) de la tarjeta gráfica. Para la prueba hemos utilizado el benchmark Cinebench R15. El equipo en cuestión cuenta con un procesador Intel Core i3-7100 @ 3.90Ghz, acompañado de 16GB de RAM DDR4 2400Mhz, montado todo en una placa ASUS Prime B250M-A, aquí lo más importante es la relación entre el procesador y la tarjeta gráfica, vemos que no existe cuello de botella entre ambos, con lo cual los resultados de las pruebas son de fiar.

A continuación mostraré los resultados que hemos obtenido.

 

Controladores del año 2017

Sabemos que cada vez que se pasa la prueba saca valores diferentes, eso es normal, por eso sacamos las pruebas 3 veces para tener una aproximación mejor. De aquí concluímos que los mejores resultados se han obtenido con el controlador 388.43 del 30 de noviembre de 2017. Aunque vemos que prácticamente no hay ninguna diferencia.

Veamos qué ocurre con los drivers del 2018…

 

Controladores del año 2018

Aquí vemos que el controlador que mejor resultado nos ofrece es el 390.65 con fecha del 8 de enero del 2018. En las revisiones sucesoras, contando a partir de esta versión del controlador ocurre algo inesperado. Vemos como los FPS de nuestra prueba en Cinebench bajan de los 100, cosa que no ocurría con los drivers del año 2017.

Sabemos que es casi imperceptible y que cada prueba saca una puntuación diferente, pero después de hacer tantas pruebas con tantos controladores de este año y ver como en la mayoría se está por debajo de los 100 FPS, podemos concluir por sentido común que el rendimiento ha empeorado.

Al repetir las pruebas la cosa mejora un poco, pero aún así no llega a los 103 FPS conseguidos en controladores del año 2017, es más vemos como desde la primera versión de controlador de este año (390.65) hasta la última existente por ahora (416.34) hay un claro detrimento en el rendimiento de la tarjeta gráfica.

¿Es imperceptible? Sí.

¿Hay pérdida de rendimiento? También.

 

Conclusión

 

La finalidad de estas pruebas surgidas a raíz de la polémica actual con los controladores y el rendimiento de las tarjetas gráficas Nvidia, no es otra que comprobar que realmente existe tal pérdida con revisiones actuales de drivers. Además, nos ha servido para comprobar que realmente no parece haber mejora en rendimiento gráfico al actualizar los controladores. Entonces, si siempre nos han dicho que actualizar los drivers mejora el rendimiento, pero sabemos que no es así… Para qué actualizamos los drivers?

La pérdida es mínima, con esta tarjeta claro, se han reportado casos mucho peores con tarjetas gráficas Nvidia de series anteriores como las series 700 o 900. Si tenemos en cuenta que esta tarjeta gráfica aún es moderna y aún se vende, quizá no es necesario sacar actualizaciones que limiten su rendimiento, puesto que claramente la estrategia a seguir es penalizar el rendimiento de gráficas de hace unos años sin que el usuario se entere, cuando éste vea que su gráfica no rinde como antes no le quedará otra opción que actualizar a otra más moderna.

Sería interesante comprobar este mismo patrón en gráficas AMD, para comprobar si ocurre lo mismo o es a la inversa, tal como debería ser. Cada revisión debería optimizar el rendimiento, no penalizarlo o dejarlo exactamente igual que antes.

La moraleja es, Nvidia vende gráficas muy buenas, nadie lo va a negar, pero si tienes una gráfica Nvidia de hace algunos años y notas pérdida de rendimiento no tiene por qué significar que tu tarjeta ya no rinda, podrías estar afectado por una actualización que penalice el rendimiento de tu GPU, solo es cuestión de probar con controladores anteriores.

Por último dejo un vídeo donde se ve claramente que Nvidia en sus últimas actualizaciones de drivers ha penalizado el rendimiento de sus tarjetas gráficas, incluso en algunas tan vendidas como en su GTX 1060.

 

jonagianv

jonagianv

Mi nombre es Jonathan. Soy el creador y administrador de gibytec.com, técnico superior en administración de sistemas informáticos en red.
jonagianv
Comparte esto: