SSD en Netbook. ¿Merece la pena?

 

Si tienes un sobremesa, Notebook, Netbook, que ya no te aporta el rendimiento que te aportaba en su momento seguramente pienses en cambiarlo por uno nuevo.

Esto sin duda es lo más recomendable si cuentas con los medios económicos para hacerlo.

Si cuentas con un equipo de sobremesa, puedes reemplazar sus componentes por otros nuevos que sean compatibles con él y salir del paso por unos años. Si por el contrario, lo que tienes es un equipo portátil, lo tienes más complicado. Los equipos portátiles tienen muy poco campo de ampliación de componentes, lo único que se puede cambiar en un portátil es el disco duro y la memoria RAM.

Los portátiles más potentes se pueden ver en situaciones complicadas para moverse en el futuro, claro está, que mientras más potente sea el equipo que compremos más tiempo va a tardar en quedarse obsoleto y en manifestar los típicos problemas de un ordenador viejo.

Pero si hablamos de un Netbook esto puede pasar más pronto que tarde.

¿Qué es un Netbook?

Los Netbooks son ordenadores portátiles más pequeños pensados para la movilidad y con un hardware aceptable para tal fin. Aparecieron en el año 2009, año arriba año abajo.

Sus características están pensadas para potenciar el uso de la batería, al ser equipos livianos pensados para el transporte. Suelen tener 1Gb o 2Gb de memoria RAM (como mucho), procesadores Intel Atom, pantalla de 10,1″ y disco duro de entre 80Gb-320Gb aunque lo normal es encontrarlos con 160Gb y 250Gb. Ejemplo de netbook es el Asus EeePC o el Acer Aspire One

Hoy en día se siguen vendiendo bajo el nombre de CloudBook, obviamente su finalidad sigue siendo la misma.

Desgraciadamente o afortunadamente según se mire, la tecnología avanza muy rápido y deja obsoletos rápidamente a equipos con poca potencia como los Netbook.

Bien teniendo claro lo que es un Netbook retomaré lo que estaba hablando al comienzo de este artículo. Una solución más asequible para potenciar el rendimiento de equipos antiguos  durante algún tiempo más es comprar un disco de estado sólido (también conocido como SSD) y remplazarlo por el disco duro actual que tenemos.

Los SSD son un nuevo tipo de almacenamiento que llega para sustituir a los discos duros mecánicos de siempre. Su funcionamiento es totalmente distinto.

Los SSD a diferencia de los discos duros tradicionales almacenan la información y acceden a ella mediante impulsos eléctricos como si de una memoria flash se tratase.

Esto reduce considerablemente las latencias (tiempos de espera) al acceder a los archivos, que en definitiva para que nos entendamos hace los equipos mucho más rápidos y verdaderamente es capaz de resucitar equipos modestos y alargarles la vida un poco más.

Netbook

Pero la pregunta es:

“¿Un SSD será capaz de resucitar a mi Netbook viejo?”

 

Es una pregunta que muchos nos hicimos y muchos se siguen haciendo. No hay mucha información sobre el tema y lo que hay está mayormente en inglés.

Soy propietario de un Netbook Acer Aspire One D250. Un equipo portátil bueno para la época en que lo compré (2009).

Siempre supe que era un equipo modesto pero para mis necesidades de entonces era más que suficiente.

Rendimiento de un Netbook

Sus especificaciones más destacadas son:

Procesador
Intel Atom n270 @ 1.60Ghz
RAM 1Gb ampliable a 2Gb DDR2 667Mhz
HDD250Gb SATA II 5400rpm
S.O Windows 7 Starter

Como podemos ver tiene el hardware típico de un Netbook, los hay mejores y peores, pero básicamente todos son iguales.

Para el mis necesidades de estudiante de secundaria en aquel entonces era más que suficiente, además de uso multimedia normal, como escuchar música, ver películas, vídeos de youtube.

Al ser pequeño y pesar poco también lo usaba para transportar programas y software que necesitasemos para arreglar equipos.

Claro, con el paso del tiempo, todo evoluciona y ya ni mis necesidades son las mismas, ni los archivos pesan lo mismo, ni tienen la misma calidad…..

En definitiva, el uso del equipo se vio muy cuesta arriba. El navegador iba francamente mal, las páginas se quedaban al cargar, había que esperar un rato a que abriesen totalmente. Los vídeos de youtube se colgaban con frecuencia y ya ni te hablo de tener más de 2 pestañas abiertas….

Cambias de navegador y el mismo resultado en todos (Opera fue el mejor)

Todo esto se traduce en un equipo poco usable.

Después de pasar por un muchas distribuciones Linux, Windows 7, 8.1 y 10, decidí poner Windows 7 al ser el que mejor se portaba de todos ( Linux funcionaba mejor pero los frecuentes errores al actualizar paquetes hacían el sistema inestable ) y comprar un SSD.

Me informé muy bien antes de comprarlo, para saber si realmente se nota la diferencia y finalmente lo compré.

Compré un Sandisk de 120Gb. Reemplacé mi disco duro por el SSD e instalé Windows 7 en él. Optimicé todo para sacarle el mayor rendimiento y prolongar la vida útil del disco.

¿Resultado?

El equipo incrementó su rendimiento considerablemente, hasta tal punto que parecía otro totalmente distinto al que tenía.

La instalación de Windows fue más rápida de lo normal. Pude volver a usar otros navegadores como Firefox o Google Chrome.

Podía abrir más pestañas en el navegador (aunque algunas páginas siguiesen con problemas para cargar), ver vídeos de youtube con otra pestaña abierta, escuchar música en Spotify mientras navegaba por internet…

La batería dura más ya que los SSD consumen menos energía.

Claro, tampoco fue algo que solucionara todo. Gran parte de los problemas siguen. El procesador no da para más y 2Gb de RAM no es que sea demasiado.

Este equipo ya no puede cumplir con mis necesidades actuales, es lógico, ahora necesito un equipo más potente, para virtualizar y hacer mis pruebas.

Pero al menos se puede utilizar y para el uso multimedia y de un usuario normal se puede decir que cumple con las espectativas.

Mi Netbook tiene interfaz SATAII, hoy en día se usa SATAIII que es más rápido. El SSD es SATAIII y al colocarlo en un equipo con interfaz SATAII el rendimiento que nos aporta no es del 100%.

Si no hubiese invertido en un SSD este equipo prácticamente no lo podría ni usar.

¿Portátil?

Si tienes un disco duro SATA te recomiendo que compres un SSD y lo reemplaces, notarás muchísimo la diferencia.

¿Sobremesa?

Igualmente te lo recomiendo.

¿Netbook?

Si lo que tienes es un Netbook es práctiamente obligatorio si quieres usarlo sin quebraderos de cabeza.

Como curiosidad, este artículo ha sido escrito completamente desde mi Aspire One.

 

jonagianv

jonagianv

Mi nombre es Jonathan. Soy el creador y administrador de gibytec.com, técnico superior en administración de sistemas informáticos en red.
jonagianv

Latest posts by jonagianv (see all)

 

 

Comparte esto: